5 claves para detectar a un terapeuta sectario

Varios amigos de Actualidad Clínica en Psicología nos han preguntado respecto a prácticas terapéuticas que parecen ser legítimas, pero por alguna razón, existen formas en la praxis que levantan sospecha. No nos referimos a charlatanes comunes, sino a gente que a veces posee licencia médica, psicológica, una trayectoria respetable, y un encuadre terapéutico aceptable. La más común y peligrosa es la psicoterapia sectaria.

Una psicoterapia sectaria es aquella que no se centra en cumplir un objetivo terapéutico (carece de un diagnóstico y un tratamiento formal), y degrada en un sistema de adoración a la figura del terapeuta, donde los pacientes son disminuidos en su individualidad a cambio de formar parte de un grupo unido por un exótico sistema de creencia cuasi-religiosa.

Para ayudar a nuestros lectores a distinguir esta creciente tendencia del desvío profesional, hemos realizado la presente lista para detectar con facilidad cuando un terapeuta se está valiendo de su licencia profesional, para formar su propio grupo de seguidores:

1.       Selección alevosa de los pacientes basada en estatus emocionales vulnerables

Los terapeutas sectarios se caracterizan por reclutar a sus “pacientes” con estratagemas y engaños, convenciéndolos de que toda su vida ha estado en el error y que él posee la clave para modificarla por completo. Para ello, busca candidatos hundidos en la depresión, con perfiles psicológicos endebles, normalmente atravesando un duelo, en etapas de alta inseguridad, o incluso fobias sociales.

 

2.       Aseguramiento de la jerarquía superior dentro de un sistema que antecede a la relación terapéutica

Una segunda característica de este tipo de terapeutas es su pertenencia en un sistema organizacional que lo coloca a priori en un estatus de poder sobre sus futuros “pacientes”. La mayoría de los terapeutas sectarios son profesores de universidad (reclutan alumnos), directores de unidades de hospitalización (reclutan subordinados), o presidentes de alguna asociación civil (reclutan miembros o aspirantes). Esta relación jerárquica les garantiza el poder sobre sus víctimas antes, durante y después de la relación “terapéutica”.

 

3.       Sometimiento de la voluntad de sus pacientes como prueba de la eficacia del tratamiento

Cuando el terapeuta sectario está convencido de que un paciente hará un buen adorador personal, comienza una serie de vejaciones psicológicas en contra del paciente a manera de pruebas para “demostrar” que el tratamiento psicológico está funcionando. Si se trata de un paciente con problemas de inseguridad por sobrepeso, lo obligará a vestirse con ropa ajustada para convencerlo de que no debe importarle lo que piensan los demás. Si se trata de una mujer insegura de su atractivo, la retará a teñirse el cabello de algún color extravagante para convencerla de que está más segura de su imagen física. Además, convocará al paciente a sesiones de terapia en horarios inadecuados por la madrugada o en domingos para convencerlo de que no tiene “voluntad de cambio” si no asiste. En todos los casos, las indicaciones son a manera de reto, desafío, prueba o coerción, culpabilizando al paciente si fracasa en la prueba y glorificando al terapeuta si lo logra.

 

4.       Congregación de pacientes en sesiones de adoración al terapeuta

El paso al sectarismo se da una vez que el paciente está convencido de su debilidad personal, y de su necesidad del apoyo terapéutico para seguir con su vida. En esta etapa, el terapeuta convence a cada uno de sus pacientes que ellos no son los únicos con problemas, y que está organizando un campamento, retiro, sesión de fin de semana o equivalente con el objetivo de sanar/curar/cambiar o dar su vida en compañía de personas con problemas similares. Estas sesiones grupales son un ejercicio encubierto de adoración al terapeuta perfectamente bien montadas en un marco pseudocientífico que puede llegar a involucrar contacto físico y sexual, con el fundamento de ser terapéutico. El objetivo de estas sesiones grupales es unificar a los participantes en un sentimiento de corte místico, donde el terapeuta se erige como guía espiritual. Los pacientes creen ingenuamente que han alcanzado un máximo nivel de “independencia” volviéndose altamente hostiles cuando son cuestionados sobre su forma de comportarse en la vida, y abandonado sus rutinas, hábitos y gustos de toda la vida a cambio de seguir formando parte de estas sesiones.

 

5.       Promesas al paciente de formar su propio grupo de seguidores

Cuando el máximo ídolo de las víctimas es el terapeuta, crece un ferviente deseo de parecerse a él, ser como él, y poseer su propio grupo de seguidores a quienes “resolverles la vida”. Como un remate al sistema sectario, el terapeuta siempre deja abierta la puerta a unos cuantos “elegidos” que serán formados como los herederos del grupo, y podrán formar a su vez, su propia célula. Estas personas, sin formación profesional y cegados por la oportunidad de “salvar la vida” de otras personas así como el terapeuta “salvo la suya”, son convencidos que de han heredado la sabiduría y fuerza del terapeuta comenzando a recibir pacientes por su cuenta, bajo la supervisión de su terapeuta quien se convierte en “maestro”. A las afueras de la secta, el terapeuta se promulga como el creador de un nuevo sistema terapéutico o incluso, de una nueva teoría psicológica.

 

Los terapeutas sectarios pueden pasar años sin ser detectados y sólo hasta que familiares de víctimas seriamente dañadas se cruzan de forma aislada, encuentran como denominador común la pertenencia de su pariente al grupo del mismo terapeuta. Estos casos han llevado a autoridades sanitarias en varios países en vigilar más de cerca varias propuestas terapéuticas con una creciente tendencia a desencadenar terapeutismo sectario. Entre ellas se encuentran la terapia Gestalt, el Análisis Transaccional, las Constelaciones Familiares, y la Terapia Holística del Campo del Pensamiento o método Callahan.

 

FIN DEL ARTÍCULO. POR FAVOR IGNORE LA PUBLICIDAD INTRUSIVA AJENA A NUESTRO PORTAL

Comments
9 Responses to “5 claves para detectar a un terapeuta sectario”
  1. A esto tendría yo que añadir algunas técnicas “holísticas” de reconstrucción “ritual” como el Temazcal. Por su contexto de referencia mística (“espiritual”) se prestan muchísimo a este tipo de prácticas, lo que no estaría formalmente equivocado si se ostentara simplemente como ritual y/o doctrina de seguimiento religioso; el problema es que muchos de estos métodos se están proponiendo ya como “psicoterapias”.

    Por otra parte, el Temazcal (que yo he experimentado) resulta un espacio emocionalmente seguro, eficiente como medio de catarsis y de comunicación íntima con el grupo, que bien manejado puede resultar ulteriormente relajante y hasta puede despertar reflexiones importantes sobre el modo de proceder del participante con una diversidad de temas en su vida. No es psicoterapia pero tampoco es peligroso en sí: el problema está en que algunas personas que lo ejercen (en estos retiros) pueden conducirse mediante un sectarismo que sí resulta riesgoso.
    Creo que el problema ha estado en la falta de control que las instituciones ejercen sobre la calidad de la formación y preparación de los terapeutas que se avocan a las escuelas humanistas y posmodernas, pues todas ellas (dejando de lado el asunto de la eficacia) pueden ser impartidas de manera segura, ética y confiable, si el profesional está bien formado como terapeuta, con todo lo que esto conlleva y si se figura una ética sólida y profesional. Aunque, como en todas las profesiones, la corrupción es algo que no se puede controlar desde las instituciones de enseñanza. Sin embargo, las instituciones públicas deberían ejercer algún tipo de control de calidad, porque los malos usos de sistemas terapéuticos serios y eficaces (como Gestalt, Psicoterapia Corporal y Psicoanálisis) sufren por los malos manejos de pseudo-terapeutas sin escrúpulos que tomar cualquier curso de un mes, no han hecho trabajo personal propio, y sólo tienen en mente hacer dinero rápido y controlar para ello grupos de explotación permanente.

    Creo que aquí hay que poner la atención en un punto: ¿qué tipo de control sanitario puede ejercerse sobre la psicoterapia, sin entrar en violaciones constitucionales pero protegiendo a la vez a los pacientes y a las escuelas de psicoterapia contra estos fenómenos indeseables?

    • Anónimo dice:

      NO EXISTE EN LAS CRONICAS DE LOS CONQUISTADORES, UNBA SOLO ALUSION AL RITUAL DE TEMAZCAL , SOLO LO MENCIONAN COMO BAÑO,LOS FRAILES CRONISTAS, CON ESCANDALO LO HUBIERAN DICHO: HONRABAN A SUS DEMONIOS CON TEMAZCAL, NINGUN HISTORIADOR SERIO ,MENCIONA EL RITUAL DE TEMAZCAL, DOLOROSO , QUE FALSO GRUPOS DE MEXICANEIDAD, PROSTITUYAN LA HISTORIA. ESO ES UNA ONDA QUE VIENE DE LOS 70, UN INVENTO, PARA COMERCIALIZAR ESOS BAÑOS SUPUESTAMENTE RITUALES, EN UNA MEZCLA DE COSAS CELTAS, ANDINAS, BUDISTAS, ETC.

  2. Germán Ivan Prado Sejas dice:

    La preocupación que tiene Cesar es válida, pero se tiene que aclarar que el mal uso de cualquier terapia, no es por la terapia en si, sino por el mal uso que hace el terapeuta o el seudoterapeuta (p.e. terapeutas noveles, o falsos terapeutas). Sin embargo, por la falta de control de los colegios de psicólogos, sociedades de psiquiatras, o de la ausencia de leyes del ejercicio profesional del psicólogo o de la psiquiatria, surgen seudoterapeutas que prometen una cura rápida, y estos “vivillos” se hacen llamar psicoterapeutas transpersonales, bioenergéticos, sistémicos, gestálticos, psicoanalistas, terapeutas corporales, etc. Entonces, el problema mayúsculo está en los seudoterapeutas que actuan sin ningun control.
    Por otro lado, cada día surge alguna “psicoterapia” nueva que promete milagros, peros esta no tiene mucha duración, puesto, que por sus fracasos la gente deja de acudir a los “milagreros”.
    Y detrás del ejercicio de la psicoterapia hay una serie de situaciones que deben ser manejadas en la formación y en el ejercicio profesional por aquellos que se consideran terapeutas serios. Y aquellos que dicen haber sido afectados negativamente por una determinada psicoterapia, no tienen que ver a la psicoterapia en si, sino al sujeto que les enganó, que seguramente era o es un falso terapeuta.

  3. efrainsandro dice:

    Considero que el artículo es muy bueno y que ciertamente, la mayoría de terapias de corte New Age pueden caer en este tipo de “sectarismos”. Sin embargo creo, que depende no sólo ( o no tanto) de la teoría en sí misma ( no me parece justo que se cita a la Gestalt y el psicoanálisis, por que están luchando por hacerse cada vez más científicas , yo al menos trato de luchar contra todo tipo de oscurantismo dentro de la Gestalt) sino de las actitudes de quienes lideran esos grupos ¿por qué lo digo? Porque conozco terapeutas conductuales y cognitivos-conductuales que tienen esas mismas actitudes, es decir, sectarios, narcisos, que reclaman de manera robotizada “cientificidad” para sus posturas , teniendo conductas de desdén hacia quienes no profesan esas corrientes (un terapeuta desdeñoso o sarcástico me parece lo más negativo del mundo) cuando lo científico, como señalara Paul Feyaberand no es sinónimo de laboratorio ni de experimento.
    Por eso creo que la formación en psicoterapia es fundamental y la regulación y supervisión de los Colegios profesionales y agremiaciones serias de terapeutas o escuela terapéuticas

  4. Holox Desarrollo dice:

    Excelente artículo, me permito ponerlo como recurso informativo en este post
    http://www.holoxtalent.com/apps/blog/una-problem%C3%A1tica-social-ignorada

  5. Daniel dice:

    En verdad no conozco ninguna de esas terapias, pero coincido con la mayoria que el habito no hace al monje, si no que son las terapias usadas para su propio provecho que son nocivas….. a que apunto ? les cuento aqui en mi ciudad hubo un sacerdote que fundo un movimiento espiritual usando las mismas tecnicas que acabo de leer!!! …

  6. x juanito y dice:

    Hola coincido con este articulo, en la Universidad la Concordia en Aguascalientes practican este tipo manipulacion sectario a los integrantes de la maestria en psicoterapia gestalt, que esta en manos de 4 individuos seudo maestros chamanicos que son los que dan la mayoria de las clases y someten a los alumnos a exponer sus traumas a todo el grupo en terapias de corte transpersonal, obligandolos a participar en practicas psicologicas abusivas y tambien acuden a sectas en real de catorse San Luis Potosi. Es terrible pues existe una organizacion aguaclara que tambien es dirigida por los mismos charlatanes que administran e imparten las clases de maestria en la universidad.

  7. Ramiro dice:

    Las mentiras emocionantes tienen mejor digestión que la verdad. En país libre, cada uno puede destrozarse la vida a placer o seguir las milongas que le parezcan más atractivas a sus delirios. La verdad siempre toma muchos caminos hasta que se topa con lo evidente y lo tangible

    El camino de todos estos gurús (que tanto usan palabra “ego”) es siempre el mismo.: la cartera y alzarse como estandartes de un rebaño. El timo es también es antiguo.:….. eres especial, puedes ver y sentir cosas que otros no pueden (pagando y formándote por supuesto) sea con un dibujito esotérico o con un sicoteatro para desesperados o bien con un curso sicosubnormal que asocie las fases de la luna, con la menstruación y con poderes ocultos que has de conocer. La palabra BIO toma relevancia y es ultrajada en pos del sinsentido. Y puedes pagar por ver a un anciano hacer una coreografia geriatrica muy parecida a la que se podía ver en un after en los noventa.

    A estos perdidos solo les pido que destrocen la física cuantica a placer, sigan a nazis misóginos o a tahures de otros lares pero, por favor, con vuestro dinero y eviten el trabajo mormón de captación en la medida de lo posible y cuiden sus cuentas corrientes, el tiempo pasa y ciertas digestiones se acaban pagando. Aunque siempre queda la esperanza de ser un idiota profundo con dinero y no despertar. En ese caso son afortunados. Como Paris Hilton

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Todos los derechos reservados:

    Safe Creative #1408060133116

    Prohibida la reproducción de cualquiera de los contenidos de forma parcial o total sin el consentimiento por escrito del autor.
    Citar como:

    Monroy-Fonseca, Cesar Andrés. "Artículo". Actualidad Clínica en Psicología. http:// actualidadclinica. wordpress.com. México. Fecha del artículo

A %d blogueros les gusta esto: