4 casos legales de terapias alternativas que causaron más daño que beneficios

celda

La gran mayoría de las terapias alternativas gozan de una inocuidad que les hace relativamente inofensivas, salvo por el tiempo y dinero que invierten sus víctimas en ellas. Sin embargo, ¿hasta qué grado de irresponsabilidad pueden llegar los promotores de terapias alternativas, métodos innovadores y curas milagrosas? En este artículo didáctico, Actualidad Clínica en Psicología revisa 4 casos donde la ley determinó que la “terapia alternativa” no solo no funcionó, sino que provocó daños lamentables.

1. El Dr. Edelson y su “terapia detoxificante” para curar el autismo

La teoría: De acuerdo al Dr. Edelson, el autismo es provocado por altos niveles de metales pesados en la sangre. Reduciendo el nivel de metales pesados con técnicas probadas para curar intoxicación por plomo, se puede curar el autismo. Esta desintoxicación se puede reforzar con regímenes megavitamínicos y una dieta adecuada.

La realidad: El Dr. Edelson perdió tres demandas legales que lo acusaban de negligencia médica, fraude y autoproclamaciones infundadas. En los tres casos, se trataba de padres de familia que le habían pagado fuertes sumas de dinero para curar a sus hijos de autismo.  Algunos de los procedimientos que adminstró el Dr. Edelson a estos niños de entre 6 y 10 años incluían: infusión intravenosa de EDTA varias veces a la sema, ingesta de 70 tabletas diferentes al día, extracción de sangre a intervalos menores de los recomendados, tiempos prolongados en saunas y ozonificación nocturna.

Las consecuencias: El Dr. Edelson no pudo justificar científicamente su metodología, ni su teoría de la etiología neurotóxica del autismo. Tras perder los tres juicios, cerró su clínica y se retiró del ejercicio médico en 2004. Los niños que fueron sometidos a su tratamiento sufrieron consecuencias severas en su desarrollo y perdieron el progreso que habían alcanzado con terapias calificadas.

2. El Dr. Dicke y su “terapia revivencial” para el abuso sexual

La teoría: En una franca oposición a la teoría psicodinámica, el Dr. Dicke consideraba que el abuso sexual sólo podía diagnosticarse y atenderse si la persona podía recordar el mayor número de detalles y sensaciones posibles, para así poder reorientar esos recuerdos de una forma en que dejen de provocar angustia y sufrimiento. Para ello, descubrió que representar los eventos traumáticos permitía conocer las sensaciones del paciente con mayor credibilidad que con simples entrevistas.

La realidad: Con el objetivo de recrear con la mayor precisión posible los eventos traumáticos de un abuso, el Dr. Dicke incorporó en su tratamiento el uso de muñecos sexualmente explícitos. Del mismo modo, pedía a sus pacientes que representaran las posiciones en las que el agresor les había colocado, y en última instancia, representaba junto con su paciente algún evento del abuso. Esta metodología lo llevó ante los tribunales cuando fue acusado por los padres de uno de sus pacientes, tras comentarles que las sesiones con su terapeuta las realizaba estando desnudo.

Las consecuencias: El Dr. Dicke fue incapaz de explicar la eficacia, seguridad, nivel de efecto y reducción absoluta de riesgo de su tratamiento, aunque teóricamente pudo fundamentar todas sus intervenciones. Pese a ello, le fue retirada su licencia de psicólogo en el 2003. Ningún paciente atendido por su terapia revivencial reportó mejoría, y el estado de Colorado en EEUU (lugar donde se llevó a cabo el juico) ha prohibido el uso de juguetes sexualmente explícitos para su uso terapéutico.

3. Connell Watkins, Julie Ponder y su terapia de “renacimiento” (rebirthing) para niños adoptados con síndrome de apego

 

La teoría: La personalidad de un niño es consecuencia de la crianza que recibe en sus primeros meses de vida, donde aprende la confianza básica, y recibe el primer vínculo vital con su madre. Este vínculo alimenta las futuras relaciones sociales. En el caso de un niño adoptado, el vínculo con la madre biológica fue fracturado de alguna forma, y debe reconstruirse con la nueva madre. Para ello, la terapia de rebirthing propone “regresar” emocionalmente al niño hasta una recreación en el vientre materno para “renacer” en los brazos de su nueva madre. Representando esta acción se reestructura el sistema familiar y el hijo adoptado puede establecer un lazo nuevo y sólido con su nueva familia.

La realidad: Candance Newmaker, una niña de 10 años murió sofocada bajo el peso de 4 personas adultas después de 8 días de tortura psicológica y abuso físico, todo ello como parte de la terapia para hacer a Candance “renacer” en su nueva madre. El juicio para determinar si la muerte de la niña había sido un asesinato duró tan sólo 14 días, mostrándose como prueba, no sólo el video donde se graba la muerte de la niña, sino las grabaciones de diversas sesiones donde la paciente era forzada, entre otras cosas: a ser tomada de la cara y manipulada de un lado a otro, despojada de su largo cabello para dejarla rapada, obligada a patearse sus tobillos mutuamente durante una hora, o permanecer sentada absolutamente inmóvil en períodos de 10 a 30 minutos. La defensa justificó teóricamente todas y cada una de las intervenciones con el único argumento de que “les han funcionado con otros niños”.

Las consecuencias: Además de la trágica muerte de Candance Newmaker, la terapia de renacimiento o “rebirthing” ha sido prohibida en varios estados de EEUU, llevando peligrosamente a terapeutas exiliados a establecerse en zonas rurales de países cercanos promoviendo su teoría. Por su parte, Connell Watkins y Julie Ponder fueron sentenciados en 2001 a 16 años de prisión por los cargos de maltrato infantil resultante en muerte.

4. El Dr. Weiss y su terapia de “psicoenergética”

La teoría: La mente humana tiene capacidades ilimitadas, y para explotarlas es necesario un trabajo holístico que armonice al cuerpo y al alma con la cuarta dimensión. Una disonancia entre estas tres instancias causa malestar y enfermedades, mientras que una relación armónica causa bienestar y sanación. Una verdadera terapia psicológica es así, un trabajo de sincronización del cuerpo con la mente, los sentimientos con las sensaciones y el universo.

La realidad: Dos pacientes acusaron al Dr. Weiss de conducta antiética y antiprofesional al someterse al tratamiento de psicoenergética propuesta por él. Ambas eran pacientes del sexo femenino, que acudieron con una necesidad de atención psiquiátrica tradicional, pero el Dr. Weiss las convenció de recibir atención psicoenergética. En ambos casos, la terapia requería masajes vaginales para activar un chakra bloqueado. Algunas de las actividades improcedentes del Dr. Weiss incluyeron la prescripción de narcóticos sin tener licencia para ello, y el despojo de las ropas propias y de las pacientes sin justificación médica.

Las consecuencias: Al Dr. Weiss le fue retirada su licencia médica en 2006 al encontrársele culpable de los cargos promovidos por ambas pacientes. Por su parte, las acusantes tuvieron que recibir tratamiento no sólo por los motivos originales, sino para superar el abuso del que habían sido víctimas.

Después de revisar estos casos, tal parece que las justificaciones eminentemente teóricas o el “a mí me funciona” son más peligrosas de lo que uno puede imaginar.

Nota: Las referencias a este artículo son públicas y pueden consultarse en www.quackwatch.com

 FIN DEL ARTÍCULO. POR FAVOR, IGNORE LA PUBLICIDAD INTRUSIVA AJENA A NUESTRO PORTAL.

Comments
5 Responses to “4 casos legales de terapias alternativas que causaron más daño que beneficios”
  1. German dice:

    Bueno estos personajes no son reales terapeutas holisticos. No me resulta raro que ocurran fallas en estas terapias.Los profesionales de la salud también tienen listas (enormes) de casos donde la medicina y el tratamiento erróneo terminan con la vida de los pacientes (Dr Simi es solo un ejemplo). Pero claro la institución medica se encarga de silenciar esto así como los efectos secundarios de las medicinas que garantizan que el paciente vuelva al medico mientras viva. Ante todo un poco de sentido común a la hora de someterse a una terapia holistica, hay que ser tonto para sacarse la ropa para que el terapeuta te ayude a superar tus miedos. ahora se de terapeutas capaces de sanar dolencias que la medicina alopatica no logra sanar (esclerosis multiple, depresion, adicciones.
    No estoy en contra de la medicina alopatica pero la institucion medica si es de terror y hay tantos o mas dementes que se creen dios como entre los terapeutas holisticos.

  2. RoseD dice:

    Criminales patrañeros en toda regla, hay que acabar con ellos y su descrédito de la medicina real.

  3. silvia Garcia dice:

    Conocí a J C H en una terraza de la calle[…]

    [Mensaje capturado y editado para proteger la confidencialidad del caso]

    Apreciable S.G.,

    Gracias por compartirnos su extensa historia. Tomando nota de todos los antecedentes, es poco probable que la actividad de la persona que refiere se apegue a los estándares sanitarios, por lo que lejos de acusar una mala praxis, debe primero indagar si siquiera posee licencia psicológica. De no tenerla y con la evidencia que comenta, procede más acusar intrusismo profesional. De otra forma, las pruebas con que cuenta son insuficientes para demostrar malas prácticas profesionales ya que usted con 20 años de tratamiento no podría argumentar desconocimiento de los procedimientos.

    Esperamos haberle asesorado.

    Saludos cordiales.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. Cursos Terapias Alternativas dice:

    […] 4 casos legales de terapias alterativas que causaron más daño que beneficios « Actualidad Cl… […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Todos los derechos reservados:

    Safe Creative #1408060133116

    Prohibida la reproducción de cualquiera de los contenidos de forma parcial o total sin el consentimiento por escrito del autor.
    Citar como:

    Monroy-Fonseca, Cesar Andrés. "Artículo". Actualidad Clínica en Psicología. http:// actualidadclinica. wordpress.com. México. Fecha del artículo

A %d blogueros les gusta esto: