Escenarios auto-agresivos identificados en el servicio de urgencias: el caso de las autolesiones uretrales

Antecedentes:

En días pasados nos fue referido del servicio de urgencias un paciente que había llegado con fuertes dolores abdominales, secreciones uretrales y fiebre. La causa era una válvula de aerosol que se había alojado en la vejiga tras haberse deslizado por la uretra. Si bien el hallazgo de cuerpos extraños en el tracto urinario está reportado en la literatura médica, hasta hace poco los especialistas reconocen la necesidad de canalizar estos pacientes al servicio de psicología para valoración y posible tratamiento. En este artículo decidimos realizar una revisión sistemática para conocer más sobre la prevalencia y diversidad de este particular tipo de autolesiones, las cuales pueden llevarse  a cabo de forma silenciosa y en solitario durante años, hasta que las consecuencias orillan al paciente a la sala de urgencias y a la cirugía.

Pregunta focalizada:

Partiendo del objetivo meramente descriptivo, nos enfocamos a identificar casos específicos de autolesiones uretrales con el interés de hacer un perfil descriptivo del fenómeno, así como posibles correlaciones clínicas. Nuestra pregunta así, no pretende identificar la diagnosis, la prognosis ni terapéutica del caso, sino las posibles manifestaciones del caso. Así, desarrollamos nuestra pregunta de la siguiente forma: ¿cuál es la prevalencia y diversidad de las autolesiones uretrales en la actualidad?

 

Método de búsqueda:

Realizamos una búsqueda clásica de reportes de casos en la base de datos PubMed con los siguientes componentes:

  • Población: Reporte de casos humanos adultos, ambos sexos, de 1980 al 2010.
  • Evento: Lesiones uretrales y/o hallazgo de cuerpos extraños en la vejiga insertados por la vía uretral.

La búsqueda reportó un total de 65 publicaciones. Debido a que el reporte de casos se encuentra en un nivel bajo en la calidad de evidencia,  se seleccionaron las 18 que cubrían los requisitos cuantitativos para establecer contrastes estadísticos.

Resultados de la revisión sistemática:

Las publicaciones inidentificadas recolectan casos de Rumania, Arabia Saudita, Brasil, Japón, Israel, España, Rusia, Italia, Alemania y Estados Unidos. Por lo tanto, la presente puede considerarse un sondeo global de este trastorno auto-agresivo.  Se revisaron un total de 50 casos que coincidían con el evento de interés (hombres n = 30,  mujeres n = 20). La edad de los pacientes oscila de los 18 hasta los 90 años con una media de 32 años. El tiempo que transcurre entre la iniciación de la tendencia autolesiva, a la identificación de la misma va desde los 7 días, a los 27 años, con una media de 1.7 años.

Los siguientes objetos fueron introducidos en la uretra de los casos descritos: aplicador de máscara para pestañas, válvulas de aerosol, alambres, velas, hisopos, tubos de plástico, sondas quirúrgicas, bolígrafos, goma de mascar, tubos de metal, cables, pasadores para el cabello, alfileres, clips, piedras de río, compás de plástico, espagueti crudo, y los dedos de la mano.

El 80% de los casos reportados asocian la inserción de los objetos en la uretra con autoerotismo patológico, y al mismo tiempo, 62% de los casos fueron diagnosticados con un padecimiento psiquiátrico comórbido. El 83% de los casos acudieron al servicio de urgencias por complicaciones tras alojarse los objetos en la vejiga, mientras que el 17% restante acude a urgencias por complicaciones en el tracto uretral y la micción.

 La prevalencia ponderada de estos casos es de 1.2 casos por año en el servicio de urgencias.

Discusión y limitantes:

La presente revisión sistemática describe detalladamente una de las múltiples formas que pueden adquirir las tendencias auto-agresivas. En el caso de las autolesiones uretrales, la inserción de cuerpos extraños con intención autoerótica parece ser una práctica bien documentada el todo el mundo que no reporta consecuencias inmediatas. Por esta razón, el paciente puede practicar esta actividad hasta por dos años hasta que surgen complicaciones uretrales o el objeto extraño queda alojado accidentalmente en la vejiga.

Al acudir un caso de autolesión uretral al servicio de psicología, se deberá hacer un diagnóstico específico al saber que existe casi un 70% de probabilidad que la autolesión sea una manifestación sintomática de un padecimiento psiquiátrico más importante. El tratamiento y seguimiento a largo plazo deberá ser monitoreado para prevenir la reincidencia en otro tipo de actividades auto-agresivas.

La presente revisión sólo cuenta con 50 reportes de casos, por lo cual, puede que se encuentre sesgada hacia casos que derivan en una urgencia urológica y no reportar en espectro más amplio de lesiones uretrales. No hay suficientes valores para calcular el posible número de casos que no llevan a complicaciones médicas, y quizá ocurran sin mayores consecuencias. Se reconoce así, las limitantes de esta revisión que no puede ser utilizada para establecer un mejor índice de pronóstico y diagnóstico temprano, y sólo como referencia de las múltiples formas en las que las autolesiones uretrales pueden presentarse.

Bibliografía

 1: Mischianu D, Ilie CP, Mădan V, Pacu O, Pantalon A, Tănăsescu M, Dinu M, Rusu F. [Foreign bodies in the urogenital tract–between iatrogeny and autoerotism]. Chirurgia (Bucur). 2007 Nov-Dec;102(6):699-707. Romanian. PubMed PMID: 18323234.

2: Gunay N, Isir AB, Yildirim C, Akieke M. A rare foreign body into the male penile urethra. Saudi Med J. 2006 May;27(5):704-6. PubMed PMID: 16680264.

3: Cury J, Coelho RF, Srougi M. Retroperitoneal migration of a self-inflicted ballpoint pen via the urethra. Int Braz J Urol. 2006 Mar-Apr;32(2):193-5. PubMed  PMID: 16650298.

4: Kanda F, Hattori Y, Nakahashi M, Horiuchi M. [A case of vesico-urethral foreign body with urinary fistula]. Hinyokika Kiyo. 2004 Jun;50(6):443-4. Japanese. PubMed PMID: 15293747.

5: Rosenthal M, Berkman P, Shapira A, Gil I, Abramovitz J. Urethral masturbation and sexual disinhibition in dementia: a case report. Isr J Psychiatry Relat Sci. 2003;40(1):67-72. PubMed PMID: 12817671.

6: Shigemura K, Yuen K, Kataoka N, Iwamoto T. [A case of foreign body in the urinary bladder–chewing gum found in urinary bladder]. Hinyokika Kiyo. 2002 Apr;48(4):229-30. Japanese. PubMed PMID: 12048936.

7: García Riestra V, Vareal Salgado M, Fernández García L. [Urethral foreign bodies. Apropos 2 cases]. Arch Esp Urol. 1999 Jan-Feb;52(1):74-6. Review. Spanish. PubMed PMID: 10101893.

8: Davidov MI. [A case of the multiyear presence of a foreign body in the bladder]. Urol Nefrol (Mosk). 1997 Jul-Aug;(4):40-1. Russian. PubMed PMID: 9381623.

9: Pelaccio J. Masturbation fantasies in a prelatency girl: early female body fantasy conflicts as a major determinant in the experience of primary femininity. J Am Psychoanal Assoc. 1996;44 Suppl:333-50. PubMed PMID: 9170069.

10: Costa G, Di Tonno F, Capodieci S, Laurini L, Casagrande R, Lavelli D. Self-introduction of foreign bodies into the urethra: a multidisciplinary problem. Int Urol Nephrol. 1993;25(1):77-81. Review. PubMed PMID: 8514477.

11: Osca JM, Broseta E, Server G, Ruiz JL, Gallego J, Jimenez-Cruz JF. Unusual foreign bodies in the urethra and bladder. Br J Urol. 1991 Nov;68(5):510-2. PubMed PMID: 1747727.

12: Gómez Tejeda LM, Gimeno Albo F, Piñango Angulo L, Fiter Gómez L, Gómiz León J, Ortín García-Nieto M, Mejías Callaved J. [Foreign bodies in the bladder and urethra]. Actas Urol Esp. 1991 Jul-Aug;15(4):369-74. Spanish. PubMed PMID: 1772052.

13: Vigués Julía F, Franco Miranda E, Rodríguez Tolra J, Gil-Vernet Sedó A, Tesedo Cubero X, Serrallach Milá N. [Urethral foreign body]. Actas Urol Esp. 1989 Mar-Apr;13(2):140-1. Spanish. PubMed PMID: 2728941.

14: Methfessel HD. [Rare foreign body fistulas of the female bladder]. Z Urol Nephrol. 1987 Sep;80(9):545-9. German. PubMed PMID: 3687256.

15: Bacci M, Porena M. Masturbation injury resulting from intraurethral introduction of spaghetti. Am J Forensic Med Pathol. 1986 Sep;7(3):254-5. PubMed  PMID: 3788918.

16: Grumet GW. Pathologic masturbation with drastic consequences: case report. J  Clin Psychiatry. 1985 Dec;46(12):537-9. PubMed PMID: 4066621.

17: Benson RC Jr. Vacuum cleaner injury to penis: a common urologic problem? Urology. 1985 Jan;25(1):41-4. PubMed PMID: 3966281.

18: Hirasawa S, Tsuboi N, Abe H, Kawamura N, Kanamori S, Okumura S, Nishimura T,  Akimoto M. [Fracture of the penis: report of 10 cases and a review of 231 cases in Japan]. Hinyokika Kiyo. 1983 Sep;29(9):1047-52. Japanese. PubMed PMID: 6677139.

FIN DEL ARTÍCULO. POR FAVOR IGNORE LA PUBLICIDAD INTRUSIVA AJENA A NUESTRO PORTAL.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Todos los derechos reservados:

    Safe Creative #1408060133116

    Prohibida la reproducción de cualquiera de los contenidos de forma parcial o total sin el consentimiento por escrito del autor.
    Citar como:

    Monroy-Fonseca, Cesar Andrés. "Artículo". Actualidad Clínica en Psicología. http:// actualidadclinica. wordpress.com. México. Fecha del artículo

A %d blogueros les gusta esto: