Meditación como intervención psicoterapéutica del dolor crónico leve a moderado, ¿sugestión o realidad?

Antecedentes

La meditación, tanto en su modalidad concentrativa como no-concentrativa, es considerada una intervención cognitivo-conductual válida en varios entornos sanitarios, especialmente para el auto-control del dolor crónico leve a moderado (DCLaM). Si bien los promotores de sistemas orientales de bienestar como la Yoga, el Sidhi o el Zen cuentan con innumerables casos que ilustran los beneficios de la meditación en el bienestar general de las personas, la inclusión de la meditación como estrategia psicoterapéutica sigue siendo cuestionada por su raíz mística y esotérica. En el presente artículo realizamos una revisión sistemática de las publicaciones científicas más recientes que estudian la eficacia y seguridad de la meditación en el tratamiento del DCLaM.

Pregunta Focalizada

Entendiendo la meditación como una intervención Cognitivo-Conductual, y en el conocimiento que le estándar de tratamiento del DCLaM es una combinación farmacológica con fisioterapia de movimiento, concentramos nuestra atención en la siguiente pregunta: ¿Cuál es la ventaja terapéutica de la meditación para el tratamiento del DCLaM en comparación con el tratamiento fisioterapéutico normal?

Método de Búsqueda

Debido a que las publicaciones que tienen como punto de corte un efecto paliativo de un tratamiento no suelen reportar valores de número necesario de pacientes para prevenir un evento, se decidió desglosar la pregunta focalizada en componentes más flexibles que de costumbre, sin perder el rigor que exigen los estudios clínicos de asignación aleatoria. Los criterios de búsqueda fueron los siguientes:

  • Población: Pacientes con diagnóstico de DCLaM de edad y sexo indistinto
  • Intervención Experimental: Entrenamiento Cognitivo Conductual de Meditación (ECCM) ya sea concentrativa (basada en pensamientos fijos y repetitivos) o no-concentrativa (basado en “dejar la mente en blanco”)
  • Control: Fisioterapia estándar para el tratamiento del DCLaM, o pacientes con diagnóstico de DCLaM en observación
  • Evento: Una variación no significativa o empeoramiento del a sintomatología del DCLaM medido con escalas cuantitativas de dolor y bienestar general cuando mínimo. Se pueden incluir otro tipo de mediciones secundarias para medir los efectos de la intervención.

Se realizó una búsqueda en las bases de datos PubMed,  NovoSeek y LILACS encontrando un total de once publicaciones de estudios clínicos controlados de asignación aleatoria en dos líneas de investigación: efecto del ECCM en los niveles de melatonina en suero, y efecto del ECCM en el DCLaM. Debido al reducido número de publicaciones encontradas, se amplió la búsqueda en la base de datos MedLinePlus con 19 referencias disponibles de las cuales sólo 2 resultaron relevantes a nuestra búsqueda. Se decidió hacer una revisión sistemática de los resultados sin meta-análisis.

Resultados de la revisión

El primer impedimento para realizar un meta-análisis en esta revisión, fue la debilidad estadística y pobreza metodológica de gran parte de los artículos encontrados, con valores de probabilidad (p) que oscilan entre el 0.004 los más confiables, hasta el 0.12 en los menos confiables. Pese a ello, existe un  número de hallazgos importantes que vale la pena comentar.

El más importante es una correlación directa y medible del ECCM con los niveles de melatonina en suero durante la fase de sueño en comparación con los pacientes que no realizan ningún tipo de meditación. Esta diferencia se vuelve menos notoria entre los pacientes con ECCM y aquellos que realizan ejercicios fisioterapéuticos de estiramiento y relajación antes de dormir. Igualmente se encontraron variaciones de melatonina muy similares en pacientes que realizan el ECCM con los ojos cerrados y aquellos que realizan ejercicios de estiramiento y aeróbico con las luces apagadas.

No se encontraron variaciones significativas entre los pacientes con DCLaM que realizaban el ECCM en comparación con aquellos que realizaban ejercicios de fisioterapia, sin embargo, llama la atención que en la mayoría de los artículos, los pacientes con ECCM tienen mejor aceptación de su sintomatología y menos reactividad emocional a su enfermedad. La intensidad  del dolor es la que reporta mayor diferencia entre el grupo de ECCM y el control.

Conclusiones y limitantes

En la presente revisión encontramos evidencia clínica que demuestra el ECCM como un tratamiento con eficacia modesta, y una seguridad elevada al no haber riesgos fisiológicos asociados a la práctica de la misma. Nuestra revisión coloca el ECCM como una opción coadyuvante para el tratamiento del DCLaM del cual se ha excluido relación con malignidades. No hay suficiente evidencia clínica para evaluar la eficacia del ECCM como monoterapia del DCLaM  ni para conocer el porcentaje de pacientes que pueden beneficiarse de este tratamiento.

El ECCM, y prácticas asociadas a la meditación no pueden indicarse como tratamientos únicos del DCLaM y deben ser indicados como tratamiento complementario. El promotor del ECCM deberá advertir al paciente que el ECCM no sustituye su tratamiento actual y deberá combinarse con el seguimiento médico del DCLaM.

 Esta revisión señala una clara distinción entre el ECCM como método terapéutico, y la “meditación tradicional”, que pertenece al campo del folclor.

Los promotores del ECCM tienen que realizar estudios clínicos mejor diseñados que permitan identificar el tipo de pacientes que se benefician de esta intervención, así como discernir si todas las modalidades de meditación cuentan con la misma eficacia, o existen variantes más eficaces y seguras que otras. Las evidencias clínicas demuestran que la meditación sí tiene efectos directos en la secreción de melatonina durante la fase de sueño, pero todavía no hay forma de saber si esta relación se debe a una acción directa en el sistema límbico del cerebro, o a la inducción de un hipometabolismo hepático por la combinación físico-respiratoria que implica la meditación.

A la fecha de esta publicación, la Academia Americana de Medicina Familiar, y la Asociación Americana de Dolor Crónico aceptan el ECCM como una opción válida para complementar el tratamiento del DCLaM.

Bibliografía

1: Monteleone P, Maj M, Fusco M, Orazzo C, Kemali D. Physical exercise at night blunts the nocturnal increase of plasma melatonin levels in healthy humans. Life Sci. 1990;47(22):1989-95. PubMed PMID: 2273939.

2: Theron JJ, Oosthuizen JM, Rautenbach MM. Effect of physical exercise on plasma melatonin levels in normal volunteers. S Afr Med J. 1984 Dec 1;66(22):838-41. PubMed PMID: 6505888.

3: Tooley GA, Armstrong SM, Norman TR, Sali A. Acute increases in night-time plasma melatonin levels following a period of meditation. Biol Psychol. 2000 May;53(1):69-78. PubMed PMID: 10876066.

4: Infante JR, Torres-Avisbal M, Pinel P, Vallejo JA, Peran F, Gonzalez F, Contreras P, Pacheco C, Roldan A, Latre JM. Catecholamine levels in practitioners of the transcendental meditation technique. Physiol Behav. 2001 Jan;72(1-2):141-6. PubMed PMID: 11239991.

5: Harinath K, Malhotra AS, Pal K, Prasad R, Kumar R, Kain TC, Rai L, Sawhney RC. Effects of Hatha yoga and Omkar meditation on cardiorespiratory performance, psychologic profile, and melatonin secretion. J Altern Complement Med. 2004 Apr;10(2):261-8. PubMed PMID: 15165407.

6: Mehling WE, Hamel KA, Acree M, Byl N, Hecht FM. Randomized, controlled trial of breath therapy for patients with chronic low-back pain. Altern Ther Health Med. 2005 Jul-Aug;11(4):44-52. PubMed PMID: 16053121.

7: Hernández C, Abreu J, Abreu P, Castro A, Jiménez A. Nocturnal melatonin plasma levels in patients with OSAS: the effect of CPAP. Eur Respir J. 2007 Sep;30(3):496-500. Epub 2007 May 30. PubMed PMID: 17537771.

8: Morone NE, Greco CM, Weiner DK. Mindfulness meditation for the treatment of chronic low back pain in older adults: a randomized controlled pilot study. Pain. 2008 Feb;134(3):310-9. Epub 2007 Jun 1. PubMed PMID: 17544212; PubMed Central PMCID: PMC2254507.

9: Gardner-Nix J, Backman S, Barbati J, Grummitt J. Evaluating distance education of a mindfulness-based meditation programme for chronic pain management. J Telemed Telecare. 2008;14(2):88-92. PubMed PMID: 18348755.

10: Tekur P, Singphow C, Nagendra HR, Raghuram N. Effect of short-term intensive yoga program on pain, functional disability and spinal flexibility in chronic low back pain: a randomized control study. J Altern Complement Med. 2008 Jul;14(6):637-44. PubMed PMID: 18673078.

11: Tsubono K, Thomlinson P, Shealy CN. The effects of distant healing performed by a spiritual healer on chronic pain: a randomized controlled trial. Altern Ther Health Med. 2009 May-Jun;15(3):30-4. PubMed PMID: 19472862.

12.  FEINBERG, Steven. ACPA Consumer Guide to Pain Medication & Treatment 2010 Edition. American Chronic Pain Association, Inc. 2010

 13. Marcus, M.D Treatment of Nonmalignant Chronic Pain. American Family Physician March 1, 2000, http://www.aafp.org/afp/20000301/1331.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Todos los derechos reservados:

    Safe Creative #1408060133116

    Prohibida la reproducción de cualquiera de los contenidos de forma parcial o total sin el consentimiento por escrito del autor.
    Citar como:

    Monroy-Fonseca, Cesar Andrés. "Artículo". Actualidad Clínica en Psicología. http:// actualidadclinica. wordpress.com. México. Fecha del artículo

A %d blogueros les gusta esto: